Teteras: clandestino, anónimo e itineranteLuego de su presentación para una materia de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la UBA, se estrena en el Festival Asterisco "Teteras" de Ignacio De Paoli y Dora Schoj.


En la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la UBA se desarrolló un nuevo ciclo de cortometrajes documentales bajo la tutela de la cátedra Blanco. Entre miradas frescas sobre sucesos políticos y artísticos que pretenden comprender el devenir de nuestra sociedad, se destacó Teteras, documental co-dirigido por Ignacio De Paoli y Dora Schoj.

“Descubrí el universo de las teteras dos años atrás, navegando por un blog donde anónimos compartían sus encuentros en baños públicos”, relata De Paoli que pensó encarar esta temática mucho antes de comenzar la cursada de Diseño Audiovisual II. Con el equipo ya armado, compartió su idea y decidieron que fuera el tema a tratar para el documental que trabajarían con la materia.

teteras_registro_documental (5)El primer título con el que refuerzan el conocimiento sobre el tema fue Fiestas, baños y exilio de Alejandro Modarelli (uno de los entrevistados en el film). “Prieto nos contactó con Marcelo Ferreira, activista de los Derechos Humanos, Reproductivos y Sexuales”, comenta el director que continúa: “Nos abrió mucho el panorama, ya que tenía una visión muy particular sobre el universo de las teteras”. Ferreira estudió arquitectura y echó luz a los directores sobre el diseño puesto en función de las prácticas sexuales en los baños que permite realizar la actividad sin que den cuenta de ello en el resto del espacio. No obstante, a pesar de ofrecer un valioso testimonio, sus dichos no formaron parte del corte final: “Fue muy difícil no incluir el testimonio de Marcelo en la película, pero la decisión la tomamos con todo el equipo. Sin embargo, él fue la clave para dar con Modarelli”, dice De Paoli.

teteras_registro_documental (4)Teteras abre el relato con un material de archivo registrado en los Estados Unidos que fue utilizado para un proceso judicial de estas actividades sexuales en los baños públicos de ese país. El tratamiento de estas imágenes se utiliza en la película para anclar el testimonio vivencial con las teteras de Alejandro Modarelli y Pablo Castro Videla, los dos actores sociales entrevistados. “Como nos anclamos en el contexto histórico de la dictadura decidimos en principio contarlo con entrevistas y una dramatización, al no poder ir a filmar el hecho real en un baño público. No pensamos utilizar el archivo ya que queríamos evitar el sexo explicito y generar morbo, pero era lo que estaba faltando para ver un baño real con gente real”, explica Schoj.

La película cuenta con escenas ficcionalizadas de un encuentro en un baño público. La acción es llevada a cabo por los cuerpos de dos hombres. Fuera de foco y encuadres que recortan los rostros fueron algunos de los recursos para dar protagonismo al comportamiento de los cuerpos. “Queríamos incluir el erotismo de los cuerpos, pero era un problema que fuese explícito porque la imagen podía ser tan fuerte que acaparara toda la atención y así quedaría en segundo plano las entrevistas, que era el testimonio con el que más nos interesaba contar el tema”, expresa la directora. Estas dramatizaciones dialogan con las teteras idealizadas por los entrevistados de las que solo quedan los recuerdos de una época añorada.

teteras_registro_documental (7)La estructura del relato posee varias curvas generadas a partir del orden del material que van del testimonio a la dramatización manifestando una impecable escritura desde el montaje que logró establecer una unidad narrativa que representa con gran fidelidad el mundo de las teteras. La estética trabajada en la imagen posee también un cuidado en la forma presentando recursos de gran impacto visual, desde la composición y la iluminación. “Desde lo estético, en especial la fotografía, laburamos mucho con referencias”, relata De Paoli que profundiza: “En principio fue Paris is Burning, de Jennie Livingston, que trata un poco sobre la movida drag en la Nueva York de los años ‘80. Aquí se visibiliza un subcultura LGBT latina y negra con sus propios términos, formas y referentes. Es súper interesante y educativa de una cultura que poco se conoce de aquel momento. A veces las entrevistas resultan muy rígidas, por eso buscamos construir un espacio propio vinculado a los actores sociales, que no sea ellos, una silla y un fondo blanco. Otra referencia del uso del color fue la película ficción Los Amores Imaginarios, de Xavier Dolan, utilizado durante las escenas de sexo de los personaje”, detalla el director.

 

 

FESTIVAL ASTERISCO

LPQH-cortos – Viernes 3, 20:00hs

Sala de la Universidad del Cine (Pasaje Giuffra 330)

 

 

Comentarios

comentarios