Crítica

Barrabravas Sociedad AnónimaLos actores de un problema que tendrá que enfrentar el próximo presidente de AFA.

violencia futbol

El  jueves 3 de diciembre la Asociación del Futbol Argentino (AFA) elegirá un presidente entre Marcelo Tinelli y Luis Segura. Al igual que ocurrió con la elección nacional, desde los medios de comunicación las opciones se sintetizan en continuidad o cambio, no obstante ambos enfrentarán una preocupación común: la erradicación de los violentos y la vuelta de los hinchas visitantes a los estadios.

La situación de emergencia que atraviesa el fútbol argentino, tanto en el sentido económico como en la seguridad deportiva, no será de fácil resolución para ninguno de los dos candidatos que deberán, o por lo menos intentarán, subsanar los problemas que dejaron los 35 años de gestión de Julio Humberto Grondona.

Varios sociólogos han definido a los barras bravas argentinos como un fenómeno social, grupos que ganaron un enorme poder en la comunidad, no desde un reconocimiento público sino desde su libre e impune accionar en cualquier tipo de ámbito gracias a vínculos políticos.

Las tres variables que deberían velar por la seguridad en los espectáculos deportivos no han podido articularse para dar una respuesta: ni la AFA, ni el Estado, ni el Poder Judicial pudieron erradicar a las barras bravas. Los años pasan y los violentos siguen “alentando” desde el paravalancha. La Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide) y el AFA Plus, una organización y un sistema para evitar el ingreso de los barras a los estadios, no resultaron efectivos.

El director Pablo Tesoriere decidió plasmar a través del documental Fútbol Violencia S.A la evolución de los violentos en el fútbol y algunos de los trágicos casos de hinchas que perdieron la vida en una cancha. Periodistas, diputados, Jefes de la policía, árbitros, dirigentes, abogados, jueces y miembros de la ONG “Salvemos al fútbol” prestaron su testimonio en este film que expone la injustica con la que desarrollaron su poder las barras bravas.

El paisaje violento de nuestro fútbol llamó la atención en el continente europeo. El periodista español Jon Sistiaga se animó a introducirse entre los bombos y banderas de las barras argentinas en un documental imperdible. Entre los barras bravas muestra la ideología de los violentos y su manera de operar. Con una serie de entrevistas a distintos barras Stiaga expuso esta comunión deshonesta que mencionábamos al comienzo entre los violentos, las autoridades públicas, los jueces y los gobernantes. Y hasta terminó pagando el precio de la información, recibiendo la agresión del jefe de la barra de Independiente, “Bebote” Álvarez.

Es interesante y significativo ver como Pablo Tesoriere y Jon Sistiaga lograron simplificar el contexto que vive nuestro fútbol, donde la impunidad y la corrupción son moneda corriente. Estos films muestran la compleja realidad que el futuro presidente de la AFA deberá atender. Los 183 fallecidos del fútbol argentino durante la era Grondona y la sociedad lo reclaman.

Comentarios

comentarios