Crítica

Perón siempre vuelveFernando "Pino" Solanas estrenó su duodécimo documental, "El legado estratégico de Juan Domingo Perón", en el cine Gaumont.

El Partido Justicialista (PJ) se prepara para decidir si tendrá un conductor o una conducción colegiada en vistas de recuperar el terreno perdido en las elecciones presidenciales. En este marco el director y senador, Fernando «Pino» Solanas, estrenó no sin polémicas: El Legado estratégico de Juan Domingo Perón.

“Este documental es una suerte de memoria personal y acto de gratitud para Perón a 40 años de su muerte. Es  un homenaje a ese proyecto que dejó y que fue encajonado, silenciado”, expresó Pino en su estreno doble en el Gaumont. En días de debate peronista la sala más amplia del cine fue para allegados y dirigentes políticos como Gerónimo “Momo” Venegas, Felipe Solá y Juan Abal Medina; la otra, más reducida, para el público en general.

Las fotos de Evita y Juan Perón decoran cada pared de la Quinta 17 de Octubre de la localidad de San Vicente. Desde ese territorio bonaerense Solanas entendió que podía darle forma a su película, por ser el escenario visualmente más parecido al del exilio en Puerta de Hierro y por el mausoleo en el que se encuentran los restos del otrora líder del movimiento peronista.

No está, pero vuelve con su voz grave y magnética, traído una vez más por otra, la voz aplomada de Solanas. Un sillón vacío representa reiteradamente la nostálgica ausencia del conductor, aquel con el que el director junto a Gerardo Vallejos y Octavio Gettino filmaron en 1971 las películas Perón: la revolución justicialista y Perón: actualización política y doctrinaria para la toma del poder.

— General, ¿por qué cayó?, cuenta Pino que le preguntó.
— Nos volteó la sinarquía, pero cometimos muchos errores, cuenta que le respondió Perón.

La memoria personal del director se apoya en el material de las largas entrevistas en Puerta de Hierro más nuevos, pocos y breves audios de conversaciones que mantuvo con el viejo líder. Se presenta un sintético recorrido por los años peronistas: los planes quinquenales, el diseño y fabricación de ferrocarriles, la constitución de 1949, el plan trienal trunco, el gran acuerdo político nacional. Evita y su trabajo sin ocupar un cargo.

“Una vez que se conforma un movimiento con un líder, no es fácil transformarla en organización, porque la gente en general se resiste a eso. Pero hay que tener en cuenta que el hombre no vence al tiempo, la organización puede vencer”,  explica la voz de Perón, más áspera por el paso del tiempo. El legado más vigente que, según remarca el director, nunca encontró un nuevo conductor.

En Solanas surgió la idea de postularse como un transmisor generacional de la vida y obra de Perón. El público representado en alumnos que lo rodean y escuchan, que nunca cuestionan o preguntan, como un maestro absoluto de las grandes enseñanzas peronistas. El Plan Cóndor no fue el secuestro en Latinoamérica de personas en países distintos del de su origen. No. La voz de quien presenta su duodécimo documental dice: “El Plan tuvo como objetivo descabezar a los líderes populares latinoamericanos; el adversario, el del mayor movimiento: Juan Perón. Soy de los que creen que la desaparición de Perón obedeció a ese plan de la CIA”. Memoria y balance peronista de marca Pino Solanas.

Comentarios

comentarios