Crítica

Salvadora: una clase de historia, amor y lucha en 60 minutosDaiana Rosenfeld hace un retrato de Salvadora Medina Onrubia, escritora, maestra rural, periodista y anarquista de principios de siglo XX.

Tonta,
la felicidad no es para nosotras
es de ella, de las otras.
¿Tú crees que puede alguna vez ser nuestra?
No es para las inteligentes,
para las capaces de ir solas por la vida,
para las rebeldes.

Es para las otras,
es el patrimonio de ellas,
el de las esclavas y el de las vulgares.

Yo, sólo soy un bicho antisocial que,
tiene la desgracia de ver las cosas que nadie ve.

Ver las cosas que nadie ve. Quizá nada represente mejor a Salvadora Medina Onrubia que su prosa. Una mujer de principios del siglo XX que desafió al patriarcado y a lo socialmente establecido. Una mujer que se opuso a muchas de su género, que no recuerdan su vida ni la valoran. Para Salvadora, los hechos que en su alma y en su carne, fueron verdades imperativas –verdades que incluso, la inundaron de tristeza-, le pertenecían.

Durante una hora, la directora Daiana Rosenfeld cuenta parte de su historia. Salvadora supo ser 19 BAFICI - Salvadoramaestra rural, escritora, periodista y una influyente militante feminista y anarquista. Los fragmentos literarios que exhibe Salvadora, la obra de Rosenfeld, comprenden el mejor hallazgo para todos los que ignoramos la pluma y la historia de una mujer trascendental para la lucha feminista.

Aunque sus ideas eran inconcebibles para la época, a Salvadora no le importó. Con sólo 16 años decidió continuar su embarazo y ser madre soltera, en tiempos donde resultaba incomprensible. Encolumnada tras la lucha por la liberación de Simón Radowitsky -preso político por el asesinato del Jefe de la Policía de Buenos Aires, Ramón Falcón- fue la primera mujer en dar un discurso ante una multitud de militantes anarquistas, convirtiéndose con el tiempo en una de las arengadoras del movimiento. También luchó en los acontecimientos de la Semana Trágica y fue la primera mujer presa política en la dictadura del militar José Félix Uriburu.

En el film se develan las contradicciones inherentes a todos los seres humanos. A pesar de su lucha feminista y su defensa del amor libre, Salvadora se enamora de Natalio Botana (fundador del Diario Crítica y uno de los que incitaron el golpe de estado a Hipólito Yrigoyen) y al cabo de unos años termina adquiriendo matrimonio. La impronta de ella es innegable en el periódico, convirtiendo en agenda varios intereses del movimiento anarquista.

También participa en otros diarios, publica una novela y varias obras de teatro. El suicidio de su hijo, apaga gran parte de su luz, pero sus escritos son prueba de que la lucha feminista tiene larga data en nuestro país y que ella fue una de las que empezaron a hacer ruido ante tanta opresión. Una descentrada, una oveja negra entre gente burguesa, una rara que defendió el ser mujer como su amiga Alfonsina Storni: “nosotras sólo queremos ser mujeres, en toda nuestra espléndida femineidad”.

Comentarios

comentarios