Crítica

Un viaje juntas"Juntas", documental realizado por Laura Martínez Duque y Nadina Marquisio, propone una mirada novedosa de un retazo de la historia de Norma Castillo y Ramona 'Cachita' Arévalo, la primera pareja de lesbianas casada en Argentina.

Norma Castillo y Ramona ‘Cachita’ Arevalo fueron compañeras durante 30 años. Se casaron luego de que fuera sancionada la ley de matrimonio igualitario, de la que fueron participantes activas en su militancia. Antes de eso, habían consumado una unión civil que las legitimaba como convivientes, atravesando, de todas formas, muchas trabas judiciales para su consumación. Vivieron juntas sus últimos años en Parque Chas, habitando su casa que era, también, el primer centro de jubilados LGBTIQ. Abrían sus puertas a todxs aquellxs que queríamos conocerlas y ahondar en sus anécdotas. Allí, con mates de por medio, Norma contaba, verborrágica, la historia compartida con su compañera. Y Cachita a su lado, más callada y reservada, asentía. Hipólito, su perro, las acompañaba. Casadas ambas con una pareja de hombres que eran primos entre sí, se conocieron hacia fines de los setenta. Norma, que militaba activamente en agrupaciones políticas en La Plata, tuvo que exiliarse -aún hoy se quiebra al recordar los años oscuros- con quien entonces era su pareja. Cachita se mudó allí con quien era su esposo, trabajando en una cerrajería. Una noche, de ron y música, Norma decide avanzar con Ramona. Se encuentran. Se enamoran. Y comienza una historia de vida, juntas. Regresan de Colombia, con intenciones de volver pronto, pero la vida las encontró rehaciendo su camino en Argentina. Es en el viaje que realizan 20 años después a esas tierras donde se ubica el documental, que elige un registro que sale del enfoque tradicional.

Quien se disponga a ver Juntas, no espere un documental clásico acerca de la historia de Norma y Cachita. Alejado del recurso de cabezas parlantes y testimonial con material de archivo, Juntas es más bien de esas películas que rozan el ensayo cinematográfico. La memoria, el recuerdo, la vejez, la intimidad, el amor y el deseo son algunas de las palabras que se vislumbran mientras observamos la película. Porque narra, de una forma muy particular, el regreso de Norma y Cachita a Colombia, luego de 20 años de ausencia en aquellos lares. País que vio nacer su historia de amor. Del que se fueron con intenciones de volver pronto, pero la vida las alejó más de lo pensado. Después de mucho años, es con las directoras Laura Martínez Duque y Nadina Marquisio, que vuelven a caminar y recorrer aquellas tierras. Y son estas últimas las que deciden registrar el regreso de una manera particular y distinta.

JuntasStills-11-Baja

Una voz en off investiga sobre el significado de la búsqueda del recuerdo, el reencuentro y la posibilidad de cambio de aquello que fue y ya no es. “Algunas cosas están tal como las recordábamos, pero, ¿y las que no? ¿Las inventamos en algún momento? O quizás todo está igual y las que cambiaron fuimos nosotras…”, indaga la narradora, poniendo en sus palabras una reflexión de Norma. La novedad narrativa del audiovisual reside, justamente, en la apertura poética que pretende al intercalar planos donde abunda el agua, el mar, las calles del pueblo cerca de Barranquilla donde vivieron, la selva colombiana, las voces y los recuerdos pasados como lugares elegidos para registrar el viaje. Con una pretensión genuina, retrata la intimidad de ellas dos que consuma, a su vez, la intimidad de las cuatro: las directoras -siempre detrás de cámara- también pareja, recorren este viaje con Norma y Cachita, y es la exposición que de alguna forma tiende un puente generacional y geográfico de ese recorrido; el título de la película, cobra, entonces, otro sentido.

Al correrse del lugar narrativo tradicional, permite una experimentación ensayística donde el núcleo de tensión ocurre, justamente, en el presente. Se desancla del lugar común y de la historia ya conocida de Cachita y Ramona: recuerdo y nostalgia no es lo que prima en el film sino que aparecen, a través de la experimentación cinematográfica elegida, como recursos de la memoria. La vejez alejada de una mirada romantizada, el retorno del recuerdo y del lugar que construyeron su relación de forma clandestina para volverlas a encontrar, luego de muchos años como esposas, la posibilidad de pensar en los laberintos de los exilios. Sobre estas temáticas pendula el documental, que no deja de expresar la ternura construida entre ellas, y así también de las cuatro. De este viaje que realizaron, y del último recorrido de Norma y Cachita juntas por la geografía que las atravesó para siempre: Cachita falleció en octubre del 2018.

Juntas retrata de forma original un pedazo de la historia compartida de estas dos mujeres, que sortearon mandatos impuestos en pos de un deseo, a través de imágenes y recursos sonoros que potencian la posibilidad de representación del género documental.

 

Comentarios

comentarios